Historia fotografía

Los fotógrafos de la Movida Madrileña

3 jun , 2014   Gallery

La llamada “Movida madrileña” fue un movimiento multidisciplinar que se prolongó desde los primeros años de la Transición hasta mediados de los años ochenta, aunque algunos han conseguido alargarlo hasta casi nuestros días. La llamada “Movida madrileña” no se basó únicamente y exclusivamente en una efervescente escena musical, sino que también abarcó muchos ámbitos culturales o más bien contraculturales, como fueron los fanzines , cine, producción literaria, pintura, moda, televisión, radio y como no también fotografía.

Pablo-Perez-Minguez-Divina-May

Ya en los orígenes de 120lomo, abrimos nuestra web con un pequeño articulo-homenaje a nuestro siempre venerado Alberto García-Alix. Fotógrafo a quien no hace falta descubrir y uno de los grandes “agitadores” de la época. Creador junto a  Ceesepe, El Hortelano y Agust del “Cascorro Factory” , donde produjeron comic y revistas, y también se dedicaron a “piratear” comics underground americanos por esa época más que inaccesibles. Destacar el trabajo de comic y fotografía  “Vicios Modernos”, creado por Ceesepe y el propio Alberto García-Alix, que en nuestros días en pieza de coleccionista.

Pero cuando hablamos de fotografía en la “Movida madrileña” no podemos quedarnos en Alberto García-Alix. Esta época vio la creación de otros  fotógrafos, algunos de ellos cronistas gráficos imprescindibles cuya aportación constituye todo un archivo gráfico-documental de la época.  Y otros creadores ávidos de investigar en nuevos e innovadores (para la época) territorios de creación.

Empezaremos por el que a mi entender (y esto es siempre una opción personal) fue el auténtico fotógrafo de la movida, Pablo Pérez Mínguez. Como dice Luis Antonio de Villena en el texto de introducción del propio libro de Pablo Pérez Mínguez (“Mi movida”, Lunwerg Editores  2006), “Pablo ha tenido –y tiene- dos excelentes virtudes que le han ayudado y definido en su plural tarea fotográfica: la paciencia de un lado, siempre con la cámara encima (color o blanco y negro), y un irreprimible afán de modernidad, es decir, de vida.” Una increíble definición del afán de Pablo Pérez Mínguez por fotografiar y crear desde al ojo fotográfico. Madrileño de nacimiento y creación, Pablo Pérez Mínguez nos solo consiguió que por su estudio pasaran y posarán todos los “personajes” de la escena del momento. Sino que también se embarcó en proyectos como la revista “Nueva Lente” o el proyecto PhotoCentro (la creación de centro que aglutinase necesidades de producción, creación y formación fotográfica).  Pablo Pérez Mínguez fotografío una movida plural, desde lo musical hasta lo carnal.

Otro de los fotógrafos destacados de la época fue Miguel Trillo. Con su llegada a Madrid y porque no decirlo, con su llegada a un inicio de “la movida” llevó su interés fotográfico de un surrealismo personal a un documentalismo intuitivo, espontaneo y libre de la escena musical y juvenil del momento. Miguel Trillo documentó la escena musical de la movida, conciertos, grupos, asistentes a conciertos, actos de creación fueron captados por su objetivo. Cronista libre de lo que acontecía en la capital, Miguel Trillo dejó documentado desde la primera actuación de Almodóvar & McNamara hasta actuaciones memorables de grandes como los Ramones. Documentó a toda una generación, su nacimiento y llegando hasta su ocaso. Imprescindible su trabajo recopilatorio “Identidades”, editorial Actar.

Otros dos de los imprescindibles de la época fueron la mágica y admirada Ouka Leele y el posiblemente más experimental Gorka de Duo.

Tengo que reconocer que, al igual que Alberto García-Alix, Ouka Lele es una de mis grandes pasiones fotográficas y en general artísticas. Creativa, autodidacta, ilusionante, colorista, Ouka Leele creó un mundo una mirada icónica que quedará por siempre ligada a la “Movida madrileña”. Como bien define ella, su fotografía es una “poesía visual, una forma de hablar sin usar palabras”. Sus trabajos, ya asumidos en la actualidad, pero de increíble creatividad y perfección en aquella época, son simplemente inmejorables. La escenificación y la sutileza teatral de sus obras, a mí personalmente me conmueve. Su serie “Peluquería” es y quedará como uno de los iconos básicos de la movida. Se hace necesario, y nos lo apuntamos como tarea en nuestra cartera, realizar un artículo en profundidad sobre Ouka Leele, nos lo debemos.

Por último, y como dicen los ingleses, no menos importante es necesario destacar al Gorka de Duo.  Es considerado el fotógrafo “outsider” de la movida, ya me dirás porque. Su trabajo es cierto que fue menos de documentar el personaje y más de la creación experimental con unas miras abiertas a la expansión en otros terrenos paralelos a la fotografía. Gorka de Duo  también fue uno de los imprescindibles, sus tomas de los Pegamoides, Parálisis Permanente, Pistones, entre otros, son creativas y con todo un sello de personalidad creativa.

Seguramente estos no son todos los creadores fotográficos de la “Movida madrileña”, otros como Mariví Ibarrola dejaron constancia también de toda esta época, pero si seguramente los más representativos. Os animamos a que nos descubráis otros.

  • Facebook
  • Twitter
  • Email
  • RSS

, ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 × seis =

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +