Historia fotografía

La cámara fotográfica de espejo de Alexander S. Wolcott

14 feb , 2016  

La popularidad de los retratos al daguerrotipo animó a muchos empresarios de la época, hablamos de finales del 1839 y comienzos del 1840, a buscar la forma de ganar dinero con el nuevo invento. Una de las cámaras fotográficas más innovadoras nació en un taller estadounidense de instrumentos odontológicos.

En 1840, Alexander S. Wolcott proyectó una cámara que en lugar de objetivo tenía un espejo cóncavo montado en la parte superior de una caja alargada de madera. La imagen se registraba en una placa daguerrotipia montada en un marco. El fotógrafo desplazaba éste marco sobre un carril hacia delante o hacia atrás para enfocar la imagen en la placa, orientada esta hacia el espejo.

La cámara fotográfica de espejo - Alexander S Wolcott

La exposición se realizaba abriendo la tapa delantera de la cámara. La placa era diminuta, aproximadamente de 56×63 mm, y a veces la imagen obtenida era un pequeño cuadrado de 9mm de lado.

Alexander S. Wolcott no fue el único dentista en dedicarse a la fotografía en sus ratos libres, pues durante todo el siglo XIX fue costumbre de estos profesionales practicar con la cámara fotográfica en sus consultas. Al fin y al cabo, el paciente instalado en la silla, muchas veces aterrorizado y casi siempre sumiso, era un “perfecto modelo”, por doloroso que fuese su aspecto.

La cámara fotográfica de espejo - Alexander S Wolcott

La cámara fotográfica de espejo - Alexander S Wolcott

  • Facebook
  • Twitter
  • Email
  • RSS

,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× 7 = treinta cinco

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +